Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Martes, 24 de noviembre de 2020
Registros audiovisuales y judiciales

A un año del disparo a Gatica: las otras víctimas del Fuerza Especial Claudio Crespo, G-3

Diego Ortiz

crespoguzman.jpeg

El Teniente Coronel Carlos Guzmán Crespo, sosteniendo una escopeta en la imagen.
El Teniente Coronel Carlos Guzmán Crespo, sosteniendo una escopeta en la imagen.

El ahora ex funcionario de Carabineros se encuentra en prisión preventiva acusado de lesionar gravemente a Gustavo Gatica durante el estallido social. INTERFERENCIA accedió a registros que dan cuenta que Crespo, antes del 2019, disparó su escopeta al menos dos veces a una distancia que transgrede los protocolos, incluso provocando lesión ocular a uno de ellos.

Hace exactamente un año, el 8 de noviembre de 2019, el entonces teniente coronel Claudio Crespo habría disparado su escopeta antimotines directo a la cara del estudiante Gustavo Gatica, cegándolo por completo. Peritajes realizados por la fiscalía lo apuntan como el principal sospechoso detrás de las lesiones, acción por la cual fue puesto en prisión preventiva hace casi dos meses. Registros judiciales y audiovisuales indican que ésta no sería la primera vez en que el efectivo de Fuerzas Especiales disparó fuera de protocolo, contando incluso con antecedentes de provocar lesiones oculares con escopeta de perdigones.

El 2011, camarógrafos del noticiero de Megavisión captaron en Valparaíso a un funcionario disparando su carabina lanza gases a dos metros de distancia contra la espalda de un manifestante desarmado. El efectivo, de gran envergadura, fue identificado como el capitán de Carabineros Claudio Crespo por testigos del lugar, quienes durante las movilizaciones estudiantiles de la época acostumbraban a encontrarlo como líder de las fuerzas policiales durante manifestaciones. El registro, emitido aquel año por el programa de noticias, fue subido por una cuenta particular a youtube, siendo exhibido a continuación.

El 29 de marzo de 2018, E.G. – cuya identidad será mantenida en reserva – conoció al entonces mayor de Carabineros, Claudio Crespo. En medio de manifestaciones por el día del joven combatiente, Crespo le disparó en la cara con su escopeta de perdigones a menos de cinco metros mientras corría, sin recibir sanción institucional alguna. (Revisa acá el artículo de Interferencia, Alto oficial de Carabineros que disparó a corta distancia a la cara de un manifestante desarmado en 2018, ascendió y hoy dirige la represión en Plaza Dignidad).

“Sentí rabia porque sigue haciendo lo mismo con otras personas", explica E.G. El disparo que recibió el joven – entonces de 20 años – fue efectuado a menos de la distancia recomendada por la propia institución. Según un informe elaborado por el Departamento de Criminalística de Carabineros el 2012 publicado por CIPER, los disparos efectuados con la escopeta a perdigones no pueden impactar a menos de 30 metros y al tercio medio inferior del cuerpo, puesto que a menor distancia “existe una clara posibilidad de generar en la superficie corporal lesiones de carácter grave”. (Revisa acá el informe de Carabineros sobre el uso de escopetas antidisturbios publicado por CIPER).

El accionar de Crespo motivó una querella por parte del joven afectado, quien indica que “la investigación de la PDI [Policía de Investigaciones] ha avanzado mucho” desde que la fiscalía determinó que Crespo sería el principal sospechoso de herir a Gustavo Gatica. "Me quedaron las marcas en la cara, las cicatrices, y tuve pérdida de visión en mi ojo izquierdo. No totalmente, pero no puedo distinguir bien; veo manchas y borrones”, indica.

E.G. luego de recibir disparo en el rostro por parte de Claudio Crespo

E.G. luego de recibir disparo en el rostro por parte de Claudio Crespo
E.G. luego de recibir disparo en el rostro por parte de Claudio Crespo

Cabe destacar que Crespo no supo de mayores sanciones al interior de la institución. El 2011, cuando fue registrado disparando su carabina contra un manifestante a menos de dos metros, el funcionario tenía el grado de capitán de Fuerzas Especiales. Para el 2018, cuando lesiona a E.G. de un escopetazo a corta distancia, Claudio Crespo ya era mayor de Carabineros. Para el 8 de noviembre, fecha en que según los peritajes de la fiscalía habría cegado a Gatica, el funcionario ya había sido ascendido al grado de teniente coronel.

Cabe destacar que Claudio Crespo ya no es funcionario de Carabineros, pero su apartamiento de la institución no podría catalogarse como iniciativa de la entidad policial. Con 170 tiros efectuados, fue el efectivo que percutó su escopeta el día que dispararon a Gatica, mas su nombre fue completamente omitido por la primera versión del sumario realizado por Carabineros a causa de las lesiones provocadas al estudiante – hecho informado a principio de año por este medio. (Revisa acá el artículo de Interferencia, Caso Gatica: Fiscalía investiga a uniformado que sumario de Carabineros ocultó).

Previo a que la fiscalía lo sindicara como principal sospechoso de disparar contra Gustavo Gatica, la institución policial decidió sacarlo de sus filas, pero no por su participación en el operativo. Según indicó carabineros, Crespo fue dado de baja por un “grave incumplimiento de los protocolos” luego de descargar en su computador y manipular los registros de su cámara personal de servicio, donde se registró su accionar ese día.

Ya dado de baja, casi dos meses después, Crespo fue puesto en prisión preventiva, sindicado como autor de los disparos que cegaron a Gatica el 8 de noviembre de 2019. (Revisa acá el artículo de este medio, Prisión preventiva para miembro de FF.EE. de Carabineros sindicado como autor de disparos que cegaron a Gustavo Gatica)

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Espero que se haga justicia de verdad y este infeliz tenga la sanción y condena que corresponde por su abuso que significó dejar ciego a Gustavo. Para Gustavo mi cariño incondicional por siempre.

Añadir nuevo comentario