Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Sábado, 19 de septiembre de 2020
Martes sombrío

'La Tercera' anuncia suspensión de contratos por ley de protección al empleo y se efectúan despidos en 'El Mercurio'

Lissette Fossa

Los dos periódicos más grandes del país enfrentan la crisis del coronavirus afectando a sus trabajadores. Copesa, dueña de La Tercera y otros medios, decidió desechar un acuerdo que tenía con los sindicatos, para acogerse a ley de protección al empleo, y así suspender el contrato de varios de sus empleados. El Mercurio S.A., por su parte, suma más de 180 despidos tan solo este año.

Las malas noticias invadieron las redacciones de El Mercurio y La Tercera, este martes 28 de abril, pero no por el acontecer mundial, sino por una razón un poco más autoreferente: despidos y anuncios que hicieron tambalear el trabajo de decenas de profesionales de las comunicaciones en los dos diarios impresos.

El impacto en las redacciones de La Tercera y de otros medios de Copesa, la empresa controladora, fue mayor, debido a que dos de sus sindicatos se encontraban en proceso de negociación colectiva reglada desde febrero y habían avanzando en un acuerdo que implicaba la disposición de los trabajadores de bajar un porcentaje de sus salarios, para así afrontar el difícil momento económico.

Sin embargo, el lunes en la noche, los sindicatos -que agrupan a unos 350 trabajadores de La Tercera, La Cuarta Duna, entre otros medios- fueron comunicados por parte de la empresa de que el conglomerado no iba a aceptar la propuesta de los trabajadores, y que además Copesa se iba a adherir a la ley de protección al empleo, en el contexto de la pandemia. Es decir, Copesa suspendería el contrato de una parte de sus trabajadores para que sus salarios fueran pagados con el seguro de cesantía de cada uno de ellos.

“Estamos muy afectados y muy molestos. La empresa dice que se vincula a la ley de protección al empleo con un proceso de negociación colectiva en curso. Hacemos un emplazamiento a las autoridades para que se pronuncien sobre la legalidad de esta acción, tratándose de una empresa que no está contemplada en el marco de la ley, que no se ha visto obligada al cierre de sus funciones. Acá los trabajadores han seguido sus labores con teletrabajo”, comentó a INTERFERENCIA el presidente del sindicato n°3, que incluye en su mayoría a periodistas de los medios de Copesa, Francisco Artaza.

Los sindicatos estaban negociando desde el mes de febrero y habían llegado a un acuerdo en que los trabajadores estaban dispuestos a bajarse entre un 10% hasta un 15% de sus salarios por algunos meses definidos, en el contexto de la pandemia, mientras la empresa se comprometiera a no despedir personal ni suspender contratos. Sin embargo, este acuerdo no prosperó, debido a que la empresa informó ayer de manera verbal y unilateral a sus dirigentes, que se acogería a la ley que permite suspender los contratos.

Para fuentes ligadas a Copesa, esta maniobra no respondería a la crisis por coronavirus, que ha generado que bajen los ingresos de publicidad, sino a una estrategia de largo plazo, que implicaría adelantar la decisión de dejar de imprimir el diario La Tercera entre los días lunes y viernes, decisión que Copesa evalúa desde fines de 2018, según informó INTERFERENCIA.

Aunque los sindicatos afirman que no tienen confirmación de parte de la empresa de esta decisión operativa, otras fuentes apuntan que este sería el próximo paso de la empresa de la familia Saieh. Algo que también afectaría al diario La Cuarta, el que estaría disponible solo en versión digital.

“Esta decisión se debe una mala gestión de la empresa que se arrastra desde hace años, y que ahora pudo haberse potenciado un poco más con la crisis de la pandemia, pero es una historia más larga”, afirma Artaza.

Según cuenta el dirigente, este jueves los sindicatos iban a votar para aprobar la última oferta de la empresa, que solo contemplaba un reajuste salarial por el IPC, o rechazarla y optar por votar una huelga legal. Aún votando la opción de huelga, el inicio de esta paralización depende de si la empresa decide seguir en busca de un acuerdo con los sindicatos y extender el tiempo de negociación algunos días más.

En un comunicado interno firmado por Andrés Benítez, el gerente general de Copesa, se afirma que la empresa ha tenido una pérdida del 50% de sus ingresos en estos dos meses de pandemia. En el texto, afirma que la empresa ha tomado las medidas de bajar gastos de marketing, renegociar el pago a proveedores y reducir los sueldos de gerentes y ejecutivos, mientras que presentaba cifras record en visitas a la web de La Tercera y otros medios.

“En todo esto, la estrategia de Copesa de priorizar las plataformas digitales ha sido fundamental y estamos seguros que lo será más todavía en el futuro, porque la irrupción tecnológica de estos días que vemos en todas las áreas, llegó para quedarse”, comentó Benítez en dicho comunicado.

Fuentes al interior de la empresa consideran que la negociación, que iba por buen puerto hasta el día lunes, tuvo un drástico cambio este lunes debido a un giro por parte del gerente general.

Tal como evidenció INTERFERENCIA en enero pasado, cuando ocurrieron cerca de 70 despidos -que sumaban periodistas y administrativos- Benítez viene llevando una restructuración de los medios de la empresa, que solo ha llevado a la destrucción de valor de las marcas asociadas y a aumentar las pérdidas de la empresa, pasando de unos 4.500 millones de pesos en pérdidas de 2018, a tener en 2019 6.500 millones de pérdidas.

El ingeniero comercial, ex editor de Economía y Negocios de El Mercurio y ex rector de la Universidad Adolfo Ibáñez, Andrés Benítez, asumió la gerencia general de la firma en agosto de 2018. Desde ese año, han ocurrido una serie de despidos masivos, que han llevado a que el personal se haya reducido a cerca de mil trabajadores, en un medio que tenía casi el doble de trabajadores en 2015. También, han desaparecido como revistas Qué Pasa y Paula, marcas insignes de este formato impreso.

“Yo creo que la empresa quiere hacer una reestructuración a largo plazo y está aprovechando la coyuntura de la pandemia no más. Y aunque acogerse a la ley sea algo interpretable en términos jurídicos, la empresa va a mover su capital político con el gobierno para que esto se concrete”, afirmó una fuente que trabaja en Copesa, quien habló con INTERFERENCIA a condición de resguardar su identidad.

Este periódico intentó contactarse con Jorge Andrés Saieh, presidente del directorio de Copesa e hijo de Álvaro Saieh, quien no respondió a los llamados ni a los mensajes dejados en su celular.

Nuevos despidos en El Mercurio

Este lunes 27 de abril, El Mercurio desvinculó a 70 trabajadores, quienes pertenecían a diversas área de la firma. De ellos, 20 personas pertenecían al sindicato n° 1 de periodistas, que agrupa también a algunos administrativos, diseñadores, infografistas, entre otros.

Esta decisión se suma a los 60 despidos ocurridos en marzo y a 50 despidos ocurridos en enero de este año, que en esa ocasión afectó a la histórica editora de revistas del medio, Paula Escobar, quien pasó a colaborar con La Tercera.

Con las desvinculaciones ocurridas este lunes, El Mercurio S.A., la empresa controladora del diario homónimo y varios otros medios anexos, como La Segunda o Las Últimas Noticias, y varios periódicos regionales, suman cerca de 180 trabajadores despedidos tan solo en 2020.

Según cuenta Alexis Ibarra, presidente del sindicato n°1, la justificación que entregó la empresa por estos estos despidos se relacionaba con la crisis que arrastra hace años la empresa.

“Se dijo que se debe a la crisis de los medios, la baja en avisaje que han tenido muchos diarios en el mundo, y se sumaría ahora la crisis del coronavirus, que también habría generado bajas en publicidad. Ellos se refirieron a ‘necesidades de la empresa’, en términos más formales”, explicó Ibarra a INTERFERENCIA.

Sobre el rumor que circula en redes sociales por un posible cierre o reducción de las revistas de fin de semana de El Mercurio (Sábado, Wikén, Ya y Domingo), Alexis Ibarra afirmó que hasta el momento no han recibido de parte de la empresa una información de este tipo y que según la información que maneja, las revistas mantendrían su continuidad.

Más malas noticias para la prensa

Los medios chilenos lamentan también fuertes recortes de personal en América Economía, una publicación latinoamericana con su sede central en Santiago, dedicada a cubrir economía y negocios de Latinoamérica. 

Se trata de una publicación que paulatinamente ha ido perdiendo vigor e influencia desde la década de los 90, cuando fue fundada y contó con varias sedes en capitales latinoamericanas, además de Miami y Nueva York, lo que le valió en su momento ser parte de Dow Jones.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Añadir nuevo comentario