Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Sábado, 28 de noviembre de 2020

No sacan nada con modernizar el sistema de compras oublicas, si un funcionario que es encontrado culpable de falta o delito, en cinco años puede volver a ejercer en un cargo en el estado, la pena debiera ser de por vida. La ley debiera castigar con igual severidad el robo en la propiedad pública, tal como lo hace en la propiedad privada. Los bienes del estado son de todos y son de nadie, esa concepción está detrás de tanta rapiña y en la cabeza de jueces y legisladores. Tampoco las empresas arriesgan mucho, no pagan con patrimonio, a lo más multas, y alguna sanción. Finalmente el sistema judicial para una amplia variedad de casos de corrupción, termina blanquiando, más que castigando delitos. Lo fundamental es construir una moral pública que con independencia de las leyes y penas normalice que hay cosas que simplemente no se deben hacer como meterle la mano al bolsillo de los contribuyentes....estamos a años luz de eso.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios