Estamos donde tú estás. Síguenos en:

Facebook Youtube Twitter Spotify Instagram

Acceso suscriptores

Martes, 20 de octubre de 2020
Corrupción y violaciones a los DDHH

13 grandes escándalos de Carabineros que advirtieron que la institución iba al despeñadero, de Aylwin a Piñera II

Camilo Solís
Paula Huenchumil

1099898a-882c-496f-b7b0-88b130e5fe11.jpg

Ex presidente Patricio Aylwin y Rodolfo Stange, ex General Director de Carabineros
Ex presidente Patricio Aylwin y Rodolfo Stange, ex General Director de Carabineros

Con el fin de la dictadura en 1990 se impuso lo que se llamó “la democracia de los acuerdos”, y uno de esos acuerdos fue tocar lo menos posible a Carabineros.

Las imágenes de un adolescente de 16 años botado en el lecho del Río Mapocho producto de la acción de un carabinero que lo arrojó desde el Puente Pío Nono revivió un debate pendiente desde el estallido social ¿Qué hacer con Carabineros?

El destino de la institución hoy está en manos de los partidos políticos y el gobierno, quienes reciben fuertes presiones tanto de la sociedad civil indignada por los últimos hechos de brutalidad policial, como de los propios funcionarios policiales, quienes por estos días están amenazando con un paro para el día 23 de octubre.

La consigna inmediata es la salida del general director Mario Rozas, pero el verdadero cambio pasa por las reformas que se puedan hacer a una institución que desde 1990 se ha resistido a cambiar.

A continuación varios episodios de la historia reciente que advertían de que la reforma de Carabineros era una necesidad ineludible.

1. Caso Apoquindo: muertos civiles a manos de carabineros (1993, Aylwin)

El 21 de octubre de 1993, a escasos metros de la intersección de avenida Apoquindo con Manquehue en la comuna de Las Condes, se produjo una intensa balacera entre agentes de Carabineros de Chile y cinco integrantes del Movimiento Juvenil Lautaro, los cuales habían asaltado un banco que se ubicaba en las cercanías. 

Luego de robar 4 millones de este banco, los asaltantes habían abordado un bus de transporte público que luego fue interceptado por Carabineros, produciéndose el tiroteo en el cual un carabinero, tres asaltantes y también tres civiles que se trasladaban en el bus resultaron muertos. Además de esto, 12 personas resultaron heridas luego de que el bus recibiera más de 150 tiros de parte de la policía, según consignó una nota de El Metropolitano.

En esa ocasión, los carabineros responsables de este accionar, y la institución como tal, recibieron el respaldo cerrado tanto del presidente Patricio Aylwin Azócar, como de su ministro del Interior, Enrique Krauss Rusque. Krauss era primo de Fernando Cordero Rusque, quien reemplazaría al general Rodolfo Stange como general director de Carabineros en 1994, y quien llegaría a ser senador designado por la institución en 1998.

2. General Stange y el caso degollados: “Yo no voy a renunciar” (1994, Frei Ruiz-Tagle)

Uno de los casos más impactantes de violaciones a los derechos humanos ocurridos en dictadura es el de los profesores Santiago Nattino, Manuel Guerrero y José Manuel Parada; quienes fueron degollados en 1985 por agentes de la Dirección de Comunicaciones de Carabineros (Dicomcar). 

Este caso tuvo como resultado que el entonces general director de Carabineros, César Mendoza, tuviera que dimitir de su cargo, dando paso al general Rodolfo Stange en su reemplazo. 

Sobre este caso precisamente, fueron condenados seis uniformados a cadena perpetua en 1994. Lo más polémico de este proceso judicial, fue que el juez Milton Juica consideró que los altos mandos de Carabineros habían entorpecido la investigación, por lo cual abrió un proceso en contra del general director de Carabineros, Rodolfo Stange, por incumplimiento de deberes militares y obstrucción a la justicia.

A causa de esto, Eduardo Frei Ruiz-Tagle le pidió la renuncia al general Stange, el cual a pesar de la insistencia del entonces Presidente de la República, declaró ante periodistas nacionales e internacionales en un punto de prensa que “yo no me retiro”. Tras esto, Stange siguió al mando de Carabineros durante un año más, cuando en octubre de 1995 decidió retirarse de manera voluntaria de su cargo. Cabe recordar que entonces, los generales directores de Carabineros, así como los comandantes en jefe de las otras ramas de las Fuerzas Armadas eran inamovibles, y solían ser luego senadores designados.

3. Cabo Leiva denuncia en TV abusos de la oficialidad contra la tropa (1998, Frei Ruiz-Tagle)

En una situación inédita y ante un creciente malestar por parte de los suboficiales, el cabo Hernán Leiva Suazo se presentó en TVN en el programa Medianoche vestido de uniforme, donde entregó testimonio de diversos abusos que recibían funcionarios de la tropa por parte de la oficialidad, quienes básicamente los utilizaban como personal de servicio doméstico. Esto en el marco de protestas llevadas a cabo por esposas de carabineros.

La aparición de Leiva supuso todo un escándalo, y Leiva terminó condenado por sedición por un tribunal militar en 2020.

4. El asesinato de Claudia López en un aniversario del Golpe (1998, Frei Ruiz-Tagle)

El 11 de septiembre de 1998, en la población La Pincoya de la zona norte de Santiago, se realizaron manifestaciones y barricadas en protesta por un nuevo aniversario del Golpe de Estado de Augusto Pinochet en 1973.

En ese contexto murió la joven estudiante de danza de 25 años, Claudia López, la cual fue alcanzada por una bala de carabineros en la parte posterior superior de su cuerpo, por la espalda. 

En esa época, Amnistía Internacional exigió a la institución uniformada que investigara la situación. Una declaración de este organismo del 22 de septiembre de ese año señala que “según parece, miembros de Carabineros no le proporcionaron auxilio y su cuerpo fue recogido posteriormente por los bomberos”.

5. Asesinatos de mapuche, de Alex Lemun (2002) a Camilo Catrillanca (2018) y otros casos graves de violencia (Lagos, Bachelet y Piñera)

El 12 de noviembre del 2002 falleció Alex Lemun Saavedra, de solo 17 años. Murió por una bala disparada por el mayor de carabineros, Marco Aurelio Treuer. Este hecho dio inicio a una serie de víctimas mapuche que cayeron en manos de policías.

Son las sospechas que caen sobre la desaparición de José Gerardo Huenante Huenante, un joven mapuche de 16 años que fue subido a una patrulla de Carabineros perteneciente a la 5ta Comisaría de Puerto Montt, el 3 de septiembre de 2005.

A este caso se suma Juan Collihuin Catril de 71 años, muerto por una bala del sargento Juan Marimán en 2006; Matías Catrileo, baleado por el cabo segundo de Carabineros, Walter Ramírez en 2008; Johnny Cariqueo Yáñez, el cual murió de un infarto luego de una golpiza de Carabineros en la 26° Comisaría de Pudahuel en 2008; y Jaime Mendoza Collío, muerto por un balazo en la espalda propinado por el cabo Miguel Jara Muñoz. 

En 2016 Brandon Hernández Huentecol con  joven de 17 años recibió un disparo por la espalda del que salieron 180 perdigones mientras estaba en el suelo. La agresión fue cometida por el sargento de Carabineros Cristián Rivera en Curaco. Estuvo 45 días hospitalizado, ha tenido 17 operaciones y vive con plomo en su sangre hasta el día de hoy. El uniformado solo recibió como castigo una condena de libertad vigilada. 

Esta agresión puso en el centro de la discusión el tema de la agresión policial en contra de niños y niñas mapuche. La Unicef ya había advertido esta situación cuando condenó en 2012 la violencia contra niños en zona de conflicto mapuche: “Condenamos todo acto de violencia que amenace o ponga en riesgo la estabilidad física o emocional de niños, niñas y adolescentes", señaló una nota difundida en la página electrónica de la entidad

Además, ese mismo año, se publicó el Informe sobre Violencia Institucional hacia la Niñez Mapuche en Chile, realizado por la Red de ONGs de Infancia y Juventud de Chile, con el respaldo de la Red Latinoamericana y Caribeña por la Defensa de los Derechos de los Niños, Niñas y Adolescentes (REDLAMYC) ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, CIDH.  

Este informe dice: “La exposición de antecedentes expresados en este Anexo al Informe sobre Violencia Institucional hacia la Niñez Mapuche en Chile deja en evidencia que las violaciones a los derechos humanos de los niños, niñas y adolescentes mapuche no se han detenido”, instando además a que “se ponga fin a la militarización de las comunidades mapuche movilizadas; se adecuen los protocolos de las policías que regulen el uso de la fuerza y resguarden los derechos de la niñez”.

Sin embargo, el 14 de noviembre de 2018 ocurrió el más emblemático de los casos de violencia policial contra la comunidad mapuche. Ese día fue asesinado -mientras manejaba su tractor y de un tiro por la espalda- el joven mapuche Camilo Catrillanca, quien murió tras recibir un disparo perpetrado en un operativo policial del Comando Jungla, un equipo de Carabineros que fue entrenado especialmente en Colombia y Estados Unidos que el gobierno de Sebastián Piñera instaló en La Araucanía.

Sobre este caso, los videos publicados por Ciper Chile, descartaron de manera definitiva la versión de un enfrentamiento entre mapuche y Carabineros, mostrando que Catrillanca iba desarmado y generando gran repercusión en la sociedad chilena. 

6. El polémico y fatal accidente del general Bernales (2008, Bachelet)

A estos antecedentes se puede sumar el caso del fallecimiento del ex general director de Carabineros, José Alejandro Bernales, en mayo de 2008, quien murió en un accidente aéreo junto a su esposa y otras diez personas cuando sobrevolaba en helicóptero la Ciudad de Panamá.

Tal como informó INTERFERENCIA hace unos años, hay serias dudas sobre los motivos detrás del viaje de Bernales al país centroamericano. Según distintas fuentes cercanas al gobierno panameño, Bernales en realidad no habría ido a Panamá en una visita oficial, sino que en un viaje de placer junto a su esposa y algunos funcionarios cercanos. 

Estas fuentes aseguran que Bernales, de hecho, estaba de shopping cuando ocurrió el accidente, y que el presidente panameño de entonces, Martín Torrijos, se enteró de que la cabeza de la policía chilena se encontraba en Panamá sorpresivamente y minutos después de que ocurriera el accidente. Es decir, no se habría tratado de una visita oficial, como se contó a la prensa de entonces, la cual hizo de Bernales un mártir, llamándolo “el general del pueblo”.
 

7. El asesinato de Manuel Gutierrez (2011, Piñera)  

Otro caso relacionado con violencia policial ocurrió el 25 de agosto de 2011 en la comuna de Macul, cuando una bala percutada por el sargento de Carabineros, Miguel Millacura, acabó con la vida del joven de 16 años, Manuel Gutierrez Reinoso, el cual se encontraba en una pasarela sobre Avenida Américo Vespucio cerca de protestas y manifestaciones

“Este carabinero trató de ocultar el arma, el hecho, y luego hizo que sus compañeros mintieran y no admitieran que disparó a mansalva a unos jóvenes que estaban en la pasarela. La violencia policial probablemente se instala ahí como uno de los pocos casos donde efectivamente no hay ninguna, absolutamente ninguna excusa para cometerla”, dijo a Radio Universidad de Chile Tania Tamayo, periodista que investigó este caso en profundidad, lo cual llevó a la publicación del libro Todos Somos Manuel Gutierrez.

Este caso fue llevado a la justicia militar, luego de lo cual, el sargento Millacura fue condenado a tres años y un día, sentencia que luego sería rebajada a 400 días de pena remitida por cuasidelito de homicidio. 

La muerte de Gutierrez reavivó las protestas de 2011 relacionadas principalmente con las demandas estudiantiles por educación gratuita y de calidad, transformándose en un ícono de la manifestación. A propósito de este caso, el gobierno le pidió la renuncia al general de Carabineros, Sergio Gajardo, por descartar prematuramente investigar a funcionarios de Carabineros a propósito de la muerte de Manuel Gutierrez. El general director de la institución, Eduardo Gordon, renunció a su cargo en septiembre de ese año en parte debido al caso de Gutierrez.

8. Cuando el general Gordon buscó salvar a su hijo de un parte (2011, Piñera)

Una investigación de Ciper reveló que el entonces general director de Carabineros, Eduardo Gordon Valcárcel, había intervenido en favor de su hijo en el contexto de un accidente automovilístico. Según esta publicación, Eduardo Gordon Orduña, hijo del general director, chocó por alcance el auto de Nicole Labbé y luego se dio a la fuga.

Labbé fue a la comisaría correspondiente a dar cuenta de los hechos con el número de patente del auto de Gordon en su memoria, y con esa información se le emitió un parte empadronado. Cuando la noticia llegó a oídos del general director, pidió reserva de los hechos y comunicarse con la afectada. Finalmente se redactó otro parte en el que se omitió el nombre de Eduardo Gordon Orduña. 

9. Los $ 28 mil millones del Paco Gate (2016, Bachelet)

Paco Gate fue el nombre con el que se conoció al mayor desfalco con dineros públicos que se ha cometido en la historia de Chile. Se trata de al menos 28 mil millones de pesos defraudados por miembros de Carabineros de Chile, los cuales fueron destinados a gastos no institucionales, entre los que se cuentan regalos, especies, fiestas, donaciones, entre otras cosas. 

El fraude comenzó a salir a la luz pública cuando distintas entidades financieras nacionales hallaron millonarios movimientos inusuales en las cuentas bancarias que tenían algunos carabineros, lo cual motivó que se abriera una investigación penal por parte del Ministerio Público en octubre de 2016. 

En marzo de 2017, el general Bruno Villalobos reconoció que había un importante fraude de dineros fiscales en la institución, lo cual significó la expulsión de varios oficiales, entre los que se cuenta el general Flavio Echeverría, quien hasta entonces se desempeñaba como director de finanzas de la institución. 

El caso cuenta con más de 180 imputados entre uniformados y civiles, de los cuales hay 136 formalizados. Entre ellos se cuenta incluso al ex general director de Carabineros, Eduardo Gordon Valcárcel, al cual se lo procesó por malversación de caudales públicos. 

10. El fraude de Huracán (2017, Bachelet)

En 2017 un operativo policial detuvo a ocho mapuche supuestamente involucrados en una asociación ilícita terrorista. La detención acaparó la atención de la prensa tradicional. Sin embargo, el caso dio un vuelco en enero de 2018, cuando el Ministerio Público informó que había descubierto mediante que Carabineros manipuló las pruebas que incriminaban a los detenidos.

Los chats que muestran cómo el general Villalobos dirigió la trama de la “Operación Huracán", publicó Ciper en abril de 2019, el reportaje daba cuenta de cómo oficiales de Carabineros intercambiaron mensajes para orquestar el montaje. A su vez, la investigación apuntó al rol del ex general director de Carabineros, Bruno Villalobos, como cabeza de la operación y, el mayor Patricio Marín, quien estaba a cargo de las operaciones de inteligencia en La Araucanía.

En marzo de 2019, INTERFERENCIA publicó que en 2017 Bruno Villalobos entregó $21,5 millones de sus gastos reservados para adquirir el programa que permite manipular información de un teléfono sin dejar rastro.

11. Mutucar: la caja pagadora del alto mando (2018-2020, Piñera)

En 2018 la Contraloría se pronunció en contra de que los oficiales en servicio reciban sobresueldos por sus labores como directores de la Mutualidad de Carabineros (Mutucar). El caso llevó a demostrar cómo esta entidad de derecho privado se convirtió en un retiro dorado para todo ex general director y otros funcionarios del alto mando, quienes tras dejar la policía cumplían funciones en Mutucar, siendo remunerados como altos ejecutivos financieros, sin tener las competencias.

La situación no fue resuelta entonces, y la Mutucar dejó de reportar información financiera básica a la Comisión para el Mercado Financiero (CMF), desde el mismo 2018, hasta que en 2020 esta entidad reguladora le impidió seguir con su negocio financiero hasta que muestre sus resultados.

Tras la sanción de la CMF, todo se revolvió en Carabineros, la PDI y la Mutucar. Los policías en retiro empezaron a sacar su dinero por miedo a un desfalco, los funcionarios de la PDI solicitaron dejar de cotizar en la entidad, y la Mutucar empezó a liquidar varios inmuebles en los que viven funcionarios de tropa, lo que azuzó el malestar de los suboficiales y de buena parte de los oficiales. Esto, al punto en que hace pocas semanas se produjo la primera protesta pública de carabineros.

12. Paco Leaks: Espiando a los dirigentes sociales (2019, Piñera)

Luego de que el 18 de octubre iniciaran las protestas del estallido social, el 29 de ese mes se produjo un ataque cibernético en contra de Carabineros de Chile por parte de Anonymous, cuyo resultado fue que se filtraran más de 10 mil archivos correspondientes a datos y documentos sensibles de la institución uniformada.

INTERFERENCIA revisó algunos de estos documentos, correspondientes al departamento de inteligencia de la institución luego de lo cual se pudo establecer que Carabineros hacía seguimiento y vigilancia a organizaciones y activistas de distintas causas sociales. 

Entre ellos se pudo encontrar a Rodrigo Mundaca, líder de Modatima, organización que busca la defensa de los derechos de agua de las comunidades. Además, la agrupación Nacional de Empleados Públicos (ANEF), numerosos sindicatos, organizaciones ambientales y también dirigentes estudiantiles, vecinales y de derechos humanos. 

También los documentos filtrados reveló que Carabineros tenía entre sus funciones cuidar la casa de Magdalena Piñera, la hija del presidente, durante sus vacaciones.

13. Violaciones a los Derechos Humanos en el Estallido Social (2019-2020, Piñera)

Los últimos escándalos protagonizados por Carabineros se enmarcan en las protestas que han habido en Chile desde el 18 de octubre de 2019, cuando se dio inicio al estallido social. Desde ese día hasta la fecha han habido cuatro informes de organismos internacionales -Amnistía Internacional, Human Rights Watch, Corte Interamericana de Derechos Humanos y Naciones Unidas- que han alertado sobre las graves violaciones a los Derechos Humanos que han cometido agentes de esta institución. 

Uno de los casos más graves es el de Gustavo Gatica, el cual perdió la visión luego de ser alcanzado en sus ojos por perdigones de escopetas antidisturbios percutadas por Carabineros el 8 de noviembre de 2019. 

Actualmente el coronel Claudio Crespo, de Fuerzas Especiales, se encuentra en prisión preventiva por el mal uso que dio a su escopeta en las manifestaciones en las que Gatica resultó ciego. INTERFERENCIA dio cuenta de cómo Carabineros no incluyó a este funcionario policial en el sumario que investigaba los hechos de ese día, a pesar de que Crespo fue quien más veces percutó su escopeta. 

La guinda de la torta ocurrió el viernes pasado -el primer viernes de octubre de 2020- cuando luego de meses de pandemia la Plaza de la Dignidad volvió a ser escenario de protestas. En el marco de intensas maniobras represivas por parte de carabineros en la plaza, el carabinero Sebastián Zamora se abalanzó sobre un joven de 16 años, empujándolo desde el puente Pio Nono hacia el lecho del río Mapocho.

Ya que estás aquí, te queremos invitar a ser parte de Interferencia. Suscríbete. Gracias a lectores como tú, financiamos un periodismo libre e independiente. Te quedan artículos gratuitos este mes.

Comentarios

Comentarios

Excelente artículo. Sólo comentar que aparte de los 4 informes de organismos internacionales mencionados sobre las graves violaciones a los DDHH, desde junio de 2020 existe se suma otro informe de la Misión Quebeco-Canadiense realizada del 18 al 27 de enero de 2020, donde señalan explícitamente que existen violaciones generalizadas y sistemáticas a los DDHH. Estamos hablando de a lo menos 6 informes, entre organismos nacionales-internacionales que señalan violaciones generalizadas por parte de carabineros.

Estimados ..falto actos delictuales...como quitadas de contrabando y drogas en el norte por carabineros en retiro en conjunto con carabineros en servicio activo estos últimos meses , protección a narcos ..etc

Esta policía post-dictadura solo son sicarios de los plutocratas , olvidan que es el pueblo el que los financia y paga sus sueldos. ¿Ustedes como pagan a ese mismo pueblo al que pertenecen ? Cobardemente reprimen al pueblo, encima lo hacen drogados para envalentonarse y agredir en la mayoría de los casos a seres indefensos, sin respeto por sus propios protocolos. Ustedes no son los encargados de hacer justicia por sus propias manos, solo les corresponde disuadir a los manifestantes y no detenerlos como si estos fueran sus trofeos, encima lo hacen con una brutalidad salvaje, pues hasta para eso son cobardes y las miles de imágenes y videos lo corroboran. Para los que cometen delitos existen los tribunales de justicia. En la vida uno cosecha lo que siembra. Sean agradecidos de tener trabajo , sean agradecidos de no tener AFP Y sean agradecidos que aun no sean juzgados por las miles de violaciones a los DDHH que ustedes han cometido con personas desarmadas, pero no olviden que tarde o temprano tendrán que rendir cuenta a los tribunales y ninguno de ustedes librará de la justicia (corte penal internacional). Despierten , ustedes están siendo utilizados (una vez más) solo para agredir al pueblo, cuando su labor principal es protegerlo. La imagen que se han ganado es por toda la maldad sembrada y no vengan a pedir que el pueblo los respete. El respeto se gana con hechos y no con palabras de buena crianza.

Esta policía post-dictadura solo son sicarios de los plutocratas , olvidan que es el pueblo el que los financia y paga sus sueldos. ¿Ustedes como pagan a ese mismo pueblo al que pertenecen ? Cobardemente reprimen al pueblo, encima lo hacen drogados para envalentonarse y agredir en la mayoría de los casos a seres indefensos, sin respeto por sus propios protocolos. Ustedes no son los encargados de hacer justicia por sus propias manos, solo les corresponde disuadir a los manifestantes y no detenerlos como si estos fueran sus trofeos, encima lo hacen con una brutalidad salvaje, pues hasta para eso son cobardes y las miles de imágenes y videos lo corroboran. Para los que cometen delitos existen los tribunales de justicia. En la vida uno cosecha lo que siembra. Sean agradecidos de tener trabajo , sean agradecidos de no tener AFP Y sean agradecidos que aun no sean juzgados por las miles de violaciones a los DDHH que ustedes han cometido con personas desarmadas, pero no olviden que tarde o temprano tendrán que rendir cuenta a los tribunales y ninguno de ustedes librará de la justicia (corte penal internacional). Despierten , ustedes están siendo utilizados (una vez más) solo para agredir al pueblo, cuando su labor principal es protegerlo. La imagen que se han ganado es por toda la maldad sembrada y no vengan a pedir que el pueblo los respete. El respeto se gana con hechos y no con palabras de buena crianza.

Hola primetamente. Falta el caso de Daniel Menco. Asesinado por carabineros. Saludos.

Excelente artículo. Claro que no cabrían los cientos o miles de casos menores, como tráfico de drogas, venta de armas, mexicanas, robos, asaltos...

Añadir nuevo comentario